Saltar al contenido

Los 9 mitos de la Inteligencia Artificial y los Chatbots

enero 10, 2019

Las grandes creaciones tecnológicas solo eran posibles en la ciencia ficción; ahora, son tangibles, tal es el caso de la inteligencia artificial y los chatbots, dos avances que han transformado la forma en que se hacen las cosas. Por tanto, empresas como Google y Facebook han destinado parte de su capital en el desarrollo e incorporación de estas nuevas tecnologías.

 Sin embargo, recientemente han surgido mitos culturales alrededor de la inteligencia artificial y los chatbots. La raíz, es la información consumida por la población mediante películas, series y libros, provocando una división enorme en cuanto a la opinión que el público tiene al respecto. A continuación, desglosaremos ambos términos: 

inteligencia artificial google facebook intel ibm

Muchas empresas del calibre de Google y Facebook están adquiriendo las startups centradas en desarrollar estas tecnologías como vemos en la gráfica.

Una de las compras más relevantes fue api.ai adquirida por Google a un precio rondando los 10mm de dólares.

Inteligencia artificial y chatbots

La inteligencia artificial (IA), es el campo de investigación enfocado en el razonamiento de las máquinas, durante el proceso de aprendizaje o al resolver un inconveniente. En cambio, un chatbot o simulador de respuestas automáticas, está preparado para simular una conversación con otra persona.

Se relacionan entre sí porque, los chatbots utilizan la inteligencia artificial para detectar las necesidades del usuario.

Seguidamente, se encuentran presentes en las aplicaciones de mensajería instantánea y  algunas empresas los emplean para comunicarse con sus clientes. Como dato curioso, 80% de las empresas planean integrar los chatbots en sus servicios antes de 2020.  

Estos son entonces Los 9 mitos de la Inteligencia Artificial y los Chatbots:

1. Las máquinas con conciencia propia.

Es muy fácil creer que pronto los robots con inteligencia artificial, serán capaces de decidir, tener creatividad, emociones, entre otras; sin embargo, tal cosa es imposible porque el ser humano tiene poco entendimiento sobre su propia conciencia.

Asimismo, aunque parece que algunas máquinas tienen cierta libertad, simplemente se encuentran programadas para aparentar eso.

Además, faltará mucho para que las emociones humanas puedan ser traducidas  al plano digital.  

Los algoritmos están limitados a funciones lógicas y al parecer, muchos sentimientos humanos corresponden a estímulos externos e internos, de memorias pasadas en conjunción con vivencias presentes y esperanzas futuras.    

2. Los chatbots acabarán con las aplicaciones.

Tras la decisión de integrar un chatbot a Facebook Messenger, y de la apreciación que realizó Microsoft al respecto, muchas personas aseguran que los bots  implicarán la obsolescencia de las aplicaciones

Sin embargo, en este aspecto, todo dependerá de las necesidades del consumidor, hay tareas que un chatbot no puede realizar pero la aplicación sí.

Alrededor de esto, es importante considerar que el mercado está repleto de aplicaciones; en este sentido, factores como: el desempeño y la experiencia del usuario jugarán un papel fundamental Otros se han atrevido a mencionar a los chatbots como una alternativa a los portales web, pero sería imposible para los motores de búsqueda encontrar el contenido buscado si estos Bots están alojados dentro de las aplicaciones de mensajería.  

Tanto las apps como las páginas web, tienen funciones totalmente distintas y hasta complementarias a los bots que vemos hoy en día.  Así que es muy temprano para creer que son la panacea de todos nuestras debilidades como labradores digitales.  

3. La mayoría de los empleos desaparecerán tras la incorporación de nuevas tecnologías.

Muchos profesionales temen que esta sea una verdad absoluta; más, se trata de una mentira a medias.

Al igual que en el momento de la industrialización, algunos empleos serán reemplazados por las nuevas tecnologías, simultáneamente aparecerá un nuevo abanico de puestos de trabajo que necesitarán la intervención del capital humano. 

Si bien es cierto que los bots y robots van a reemplazar algunas plazas actuales (como ya lo han hecho), sabemos que también son una fuente de desarrollo y que pueden generar nuevos empleos.  

No faltará mucho para que aparezcan movimientos a favor del balance entre el uso de estas tecnologías de automatización y la fuerza humana laboral, tal como sucedió en los años 80s en las plantas de montaje de vehículos. 

En países latinoamericanos como el nuestro, existen mercados vulnerables a la IA, como los Call Center.  

Pero aunque algunos empleos podrían ser reemplazados, esto indica una gran oportunidad a empresas tecnológicas que ofrezcan servicios de optimización y ejecución para todo el sector de servicio al cliente futuro.  

4. Los bots son similares a la inteligencia artificial.

La mayoría de los chatbots están equipados con elementos propios de la inteligencia artificial, pero ambas cosas no son sinónimas. Asimismo, la incorporación de IA en un bot depende de la meta de este, los más comunes son: 

  • Los bots impulsados por interferencia para poder responder como humanos.
  • Los chatbots que tienen un guión pre-establecido.
  • Los simuladores de respuestas automáticas que responden basados en patrones de aprendizaje, mediante conversaciones previas. 

Por otro lado, para crear un chatbot basado exclusivamente en inteligencia artificial, es imperativo tener a la mano una enorme cantidad de conversaciones reales, lo que sería complicado recopilar. Por ello, los bots que fabricamos en Facebook tienen grandes capacidades de adaptación a las necesidades, pero aún no tienen habilidades de inteligencia autónoma.

5. La dominación de los robots gracias a la inteligencia artificial.

Este punto está relacionado con el primer mito, para que los robots con inteligencia artificial puedan dominar a la humanidad, una escena frecuente en películas y libros de ciencia ficción, se necesitaría desarrollar una conciencia plena en las máquinas, algo inviable debido a la poca comprensión que existe alrededor de la conciencia humana.Además, algunas capacidades como pensar y expresar emociones, son específicas del ser humano. Por tanto, el mundo del entretenimiento está en un error cuando plantea que las máquinas con inteligencia artificial tomarán conciencia de su poder y formarán una rebelión contra sus creadores.  

6. La IA y los chatbots son tecnologías recientes.

Desde 1950 se han estado desarrollando nuevas técnicas para la resolución de problemas que requieran de inteligencia humana, utilizando para esto las máquinas. Es decir, sistemas de automatización de procesos; sin embargo, hasta hoy, es que se han difundido estos grandes avances tecnológicosdescubrimientos invenciones

7. La IA es la versión tecnológica de la inteligencia humana.

Indudablemente, se trata de otro mito que rodea la inteligencia artificial, principalmente porque un desarrollo tecnológico que utilice como base IA, debe ser programado para resolver un determinado problema o llevar a cabo una función específica.

Estas características implican un límite; por tanto, salir de ese parámetro asignado sería considerado un error de configuración.

No obstante, puede darse la ocasión de que un robot sea auto-programable y pueda aprender a través de la observación, mediante un sistema de nodos de procesamiento compacto e interconectado.

En cambio, el ser humano posee mayor cantidad de neuronas, lo que supone: libertad intelectual, creativa y lógica para resolver inconvenientes.

https://media.giphy.com/media/S9uLGIc1fDee1AJ8iq/giphy.gif

8. La inteligencia artificial crea dependencia.

Este es uno de los mitos más escandalosos porque limita al ser humano, el hecho de que una máquina con IA realice determinada tarea constantemente está relacionado con la idea de que, si por alguna razón falla, podría ser insustituible.

Más, actualmente esto sucede con algunas invenciones que llegaron para facilitar la realización de ciertas tareas. 

En este punto, no sería dependencia; por el contrario, es la optimización del tiempo del usuario, lo que redirige la atención a problemas más complejos. Simultáneamente, algunos dispositivos equipados con inteligencia artificial han logrado asistir apropiadamente a discapacitados o adultos mayores y han participado en la rehabilitación de pacientes crónicos o con lesiones.  

9. Son tecnologías utilizadas solamente por grandes compañías para el sector de atención al cliente.

La posibilidad de adquirir y gestionar un chatbot para una empresa pequeña o mediana es cada vez más rentable; igualmente, existe una reducción de costos específicos.

Además, el uso de chatbots es perfectamente compatible con sectores como: atención al clientee-commercecaptación de leads y mantener la comunicación con los consumidores mediante redes sociales

https://media.giphy.com/media/EBysPyjz3BHVu/giphy-downsized.gif

Observaciones finales

El interés global por los Chatbots y la Inteligencia artificial ha incrementado innegablemente en los últimos años.  

Cada vez son más las empresas que adquieren startups con propuestas innovadoras para la implementación de estas nuevas tecnologías.

La importancia de la IA en el desarrollo global tecnológico es cada vez mayor, inclusive, se estima que para el próximo 2020,  la mitad de las empresas del mundo estarán aplicándola en la mayoría de sus procesos, como un paso más y fundamental para la transformación digital.